jueves, 1 de septiembre de 2011

El dejar ir a quien se va, el aceptar su final, el aceptar la muerte como el proceso natural de la vida nos entrega varios regalios que son invaluables, pues si eso se entendiera de muy joven, quizá se viviría intensamente y elegiríamos nuestro tema de conversación y contenido de nuestra vida de forma muy diferente.
En lo personal cuando se fueron unos de mis seres más queridos mi hermano y mi vis-abuela, viví y vivo varios procesos! Recordemos que siempre hay dolores que vamos a vivir, es parte de la misma vida, sin embargo el sufrimiento es completamente opcional, dependerá de nuestra capacidad de desapego en su mayoría de las veces.. 

1 comentario:

  1. Muy bueno el blog, te dejo el mio

    http://cordurainsana.blogspot.com/

    Nos leemos, saludos.

    ResponderEliminar